Cómo revivir una planta seca o enferma: consejos y pasos

Si notas que tu planta presenta alguno de los siguientes síntomas, puede que sea el momento de empezar a recuperarla: hojas secas, hojas marchitas, follaje caído o disminución del crecimiento. Siga estos pasos para ayudar a que su planta se recupere:

1.Tome medidas para aumentar los niveles de humedad en la habitación donde se encuentra la planta.

Si observas una planta que tiene las hojas marchitas o secas, lo primero que debes hacer es determinar la causa del problema. Hay varias cosas que pueden causar que una planta tenga estos síntomas, y es importante determinar si el problema está localizado o generalizado. Si el problema está localizado, puede tratar la planta en consecuencia. Si el problema es generalizado, deberá regar las plantas con más frecuencia y fertilizarlas según sea necesario para ayudarlas a recuperarse.

Riego

regar una planta es una de las cosas más importantes que puedes hacer por ella. Asegúrate de regar bien la planta y deja que beba toda el agua que necesite. No riegues la planta por mucho tiempo, o se regará en exceso y no podrá absorber el agua de manera efectiva. Si la planta está en un recipiente, riega la mezcla para macetas y la planta. No riegues la planta directamente.

Fertilizante

fertilizar una planta también es importante. Si la planta no recibe el nivel correcto de nutrientes, no podrá recuperarse adecuadamente. Fertilice la planta en primavera y verano, cuando la planta crece más rápidamente. Elija una marca de fertilizante que esté hecho específicamente para las plantas y lea atentamente las instrucciones. No fertilice en exceso la planta, o se volverá insalubre y desarrollará enfermedades.

Regar y fertilizar una planta marchita o seca son pasos esenciales para ayudarla a recuperarse. Asegúrate de darle a la planta mucha agua y nutrientes, y no la riegues demasiado a la vez.

Iluminación

La virtud radica en el equilibrio de la luz, pero hay una regla importante: mantenga las plantas alejadas de las corrientes de aire y el calor de los radiadores, para que no se marchiten. Algunas plantas de interior requieren luz solar indirecta, mientras que las flores en macetas generalmente prefieren la luz solar directa. La buena noticia es que en ambos casos hay una gran solución: reubica tus plantas y muévelas a un lugar donde puedan disfrutar de luz natural. Otras excelentes maneras de mejorar la luz en sus macetas es agregar piedras blancas al suelo para reflejar mejor la luz y limpiar los cristales de las ventanas a fondo. Si tiene un patio, porche o jardín, elija las plantas de exterior más hermosas que pueda comprar ahora mismo.

Nutrientes

Las raíces muestran la salud de la planta, por lo que deben ser lisas, gruesas y con las puntas blancas. A veces es necesario reemplazar el sustrato, o incluso la maceta, antes de poder trasplantarla a una maceta más adecuada o más grande. Para saber cómo fertilizar la tierra para macetas, debes alimentar las plantas en primavera y verano. Intente convertirlo en un fertilizante orgánico y utilícelo varias veces al mes para estimular el crecimiento. Una buena idea es hacer tu propio compost para reciclar plantas y aprovechar los residuos orgánicos de tu casa en el camino.

Paso 1: Podar las hojas secas

  1. Recorte de hojas para limpiar plantas y huertos.
  2. cortesía aquí
  3. Use tijeras o un cuchillo muy afilado para cortar las hojas secas casi al ras con el compost.

Paso 2: restauración de fábrica

Sumerge la maceta con la planta dentro de un cubo con agua es importante.
Cuando dejen de salir burbujas, debes sacarla y dejala escurrir.

Paso 3: Transplantar

  1. Trasplante para rejuvenecer las plantas
  2. Mantenga la planta lo más fresca posible hasta que surjan nuevos brotes.
Deja tu Comentario

Deja un comentario